Tiempo y camino…

No pasa en vano el tiempo
dedicado a compartir,
conocer y orientar;
lleva mucho secreto de vida
ver que hoy, es distinto a lo que se va…

El mismo que hoy te preocupa,
mañana te sorprenderá,
el que avanzó ayer acelerado, 
hoy se detuvo o retrocedió más…

Ver con sabiduría estos andares,
ayudar a dar a luz al hombre que se es,
dotarlos de palabras que, sembradas,
un día han de brotar y, florecer…

Contemplar la acción de Dios en tantas vidas,
me privilegia, sin medida y sin mérito, 
solo estoy, dónde me enviaste,
solo hago, lo que me enseñaste…

Distinguir entre “hablar” y “decir”

Muy bueno para verse uno en su “hablar” o “decir”…

blog de joseferjuan

Leo en un libro, esta misma mañana: Es preciso distinguir entre “decir” y “hablar”. No trasmito bien con mis palabras la preocupación del escritor. Vuelve a leer la misma frase pero preocupado: Es preciso distinguir entre “decir” y “hablar”. Yo me imagino al escritor, llegado este momento de su reflexión, casi dándose golpes con la cabeza en la mesa, o levantando entre aspavientos los brazos, o moviéndose sin parar por la habitación y deteniéndose de golpe. Como si hubiese llegado a un punto sin salida.

Cuando le he leído, sin querer, interpreté aquello más típico que distingue entre contemplar y ver, entre escuchar y oir. Me parece, en cierto modo, más de lo mismo. Pero nunca hasta hoy lo había leído. Y quisiera dejar claro este punto. En ocasiones se habla de palabrería, como desprecio de la palabra o como palabra meramente aparente. Pero no entre dos verbos…

Ver la entrada original 899 palabras más